Tuenti, un caso de naming curioso y con consecuencias

Como muchos creativos publicitarios, en mi vida profesional he tenido que crear un buen número de nombres para productos, marcas, empresas y “entidades” en general. No es algo excepcional, es parte de nuestro trabajo y, además, en nuestro bárbaro argot publicitario lo llamamos naming, es decir dar nombre a las cosas. Los que nos dedicamos a esto sabemos que un nombre inadecuado con frecuencia actúa como un lastre de plomo para una empresa, producto, institución o cualquier entidad. Que se le pregunten si no a los del “Parque biológico de Madrid” a donde no iba nadie y estuvo a punto de cerrar hasta que un profesional lo rebautizó como Faunia. Yo trabajé en un caso parecido con una entidad que se denominaba “Servei de Promoció Exterior de les Illes Balears” a la que decidimos cambiarle el nombre por “IBexport” (La partícula IB en Baleares es como el CAT en Cataluña, todos lo identifican con el nombre de la Comunidad Autónoma, en este caso Islas Baleares)… De la noche a la mañana una institución que no modificó otra cosa que el nombre empezó a atraer a los mismos empresarios que antes la ignoraban, en fin, la importancia de la denominación.

Pero a lo que iba antes de marcharme por los Cerros de Úbeda, ¿por qué Tuenti es un caso de naming tan particular?. En primer lugar porque los creadores de la famosa red social Tuenti se hicieron ellos mismos el nombre intentando que todos identificasen a este servicio con “TU enTIdad”. Bien, si hubiesen hecho un pequeño test de marca, algo que forma parte de los protocolos de quienes nos dedicamos a este oficio, se hubieran dado cuenta que prácticamente nadie (a parte de ellos, claro) identificaba Tuenti con “tu entidad”, sino con la palabra inglesa “Twenty” escrita tal como suena fonéticamente en español, es decir el aspecto más creativo y fresco de este naming fue fruto de la casualidad, no de la causalidad. Las consecuencias de este “naming” impreciso han sido tanto positivas como negativas, en lo positivo Tuenti se ha hecho tremendamente fuerte entre los que tienen “twenty” y sobre todo entre quienes aspiran a ser como los que tienen “twenty” (es decir, adolescentes que en realidad tienen de 14 a 20 años), ganando a Facebook en España en el sector joven de la población. Ahora viene lo malo, a causa de su nombre, Tuenti lo está pasando muy mal para entrar, con esa denominación y esa fama de red para “teenagers” en el segmento poblacional donde está el dinero (es decir de 30 en adelante).

Anuncios

Acerca de martipallicer
Director Creativo de Bones Idees Comunicacio. Un estudio de publicidad y comunicacion en Pollença. Baleares. Tambien soy profesor de grados superiores de Procesos y Medios de Comunicacion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: